Sumando Manos

En nuestro objetivo educativo-pastoral resaltamos la consigna de formar agentes de cambio, que construyan una sociedad más justa y fraterna inspirados en la vida y obra de Jesucristo y nuestro fundador Don Bosco. Es por esto que les proponemos a los jóvenes no sólo cultivarse como futuros profesionales descubriendo que toda profesión tiene una dimensión de servicio, sino también a desarrollar la responsabilidad de todo honrado ciudadano en la sensibilidad y solidaridad con más necesitados. Esto es lo que hacemos con el Sumando Manos, concepto que reúne todas las actividades de apostolado y servicio, que tienen en común el entregar parte de nuestro tiempo para los que más lo necesitan y que, ojalá, pueda transformarse en una actitud presente en toda la vida.

Desde hace muchos años la propuesta de Juventud Misionera Salesiana (JMS) incluye el trabajo en determinados barrios de Montevideo, haciendo tardes de oratorio todos los sábados. En ellas se comparte la merienda, juegos y un momento de catequesis.

Al finalizar el año, cada grupo de JMS realiza una experiencia de misión en diferentes lugares del país, vinculándose y comprometiéndose con esa comunidad. Actualmente se realizan en Paso de los Toros, Rivera y el barrio Maracaná de Montevideo.

En los grupos de Andamios, mensualmente, a raíz de ciertos temas trabajados en grupo y que miran a la construcción de los propios proyectos de vida, se propone ir a centros e instituciones y colaborar en lo que se necesite.

Desde ciertas asignaturas, por ejemplo, Educación Ciudadana, se hacen experiencias de servicio y encuentro que dan carne a las reflexiones de clase. En el año 2015 durante varios días, se salió a repartir por las noches un plato de comida caliente por varios barrios.

En el Taller Educativo Salesiano (TES), se propone conocer diversas realidades y problemáticas sociales, a partir de las cuales se realizan algunas visitas y entrevistas a instituciones que atienden dichas problemáticas.

Todos los lunes se pone en marcha La Olla, una experiencia llevada adelante por educadores y alumnos que comparten un plato caliente de comida y una palabra que calienta el alma de quienes están en situación de calle.

También, dentro de nuestra institución se realizan campañas de concientización o compromiso con el otro y con el cuidado de nuestra casa, por ejemplo, la campaña Solo no puedo orientada al cuidado del entorno.

Al egresar, los exalumnos del colegio pueden continuar con su aporte dentro de la propuesta del Sector Social del Juan XXIII, que cuenta con cuatro Oratorios en diferentes zonas de Montevideo: Aires Puros, KM 16 (Camino Maldonado), Villa García y Cordón.